Saltear al contenido principal

Wizink es una compañía bancaria que opera físicamente pero que deriva la gran mayoría de sus operaciones a su web, basando casi toda su labor a Internet. Por lo tanto, para dar de baja una tarjeta Wizink no tenemos la posibilidad de ir a una de sus sucursales ya que nos remitirán a su página o su sistema de Atención al Cliente.

Por ello, te explicamos las posibilidades y los pasos a seguir para anular una tarjeta de esta entidad bancaria.

Dar de baja una tarjeta Wizink por teléfono

Una llamada telefónica es una opción sencilla para dar de baja la tarjeta que deseas anular. El número de teléfono de Atención al Cliente de Wizink es el 917 87 47 47. Habitualmente se trata de un servicio disponible 24 horas por lo que puedes llamar cuando estés más libre, sin problema.

Tendrás que indicar al operador que debes cancelar o anular la tarjeta que tienes a tu nombre. Para ello, te pedirán los datos identificativos oportunos para corroborar la identidad.

Recuerda consultar, durante la llamada telefónica, las posibles comisiones y recargos que sufrirás por hacer dicha operación. Lo más común es tener que pagar el mes en el que te encuentres cuando realices la llamada ya que habrá comenzado el periodo. Además de ello, es habitual que cada banco incorpore una comisión por la propia acción de cancelar la tarjeta.

Dar de baja una tarjeta Wizink mediante un escrito

Si eres de los que prefiere que los datos aparezcan sobre el papel, que quede constancia de ellos, puedes exponer, en un escrito a Wizink, el deseo de anular tu tarjeta bancaria de esta entidad.

El primer paso será redactar un escrito de manera formal y presentarlo a Wizink vía electrónica, presencial o mediante correo postal. Dicho escrito debe incluir nombre y apellidos, junto al DNI, del interesado en anular la tarjeta. Para facilitar la tarea, además de estos datos, se podrán incluir todos los oportunos referentes a la tarjeta como la fecha de la contratación o el tipo de la misma.

El tiempo de espera, como máximo, que se le permite a este tipo de escrito es de seis meses. A lo largo de este periodo, podemos obtener distintas respuestas desde Wizink. Lo más habitual, evitando problemas entre ambas partes, es que la respuesta sea favorable y la entidad proceda a la anulación de la cuenta Wizink. Lo siguiente será entonces acordar el procedimiento de una forma amistosa, revolviendo los pagos pendientes, atrasados o que el banco tenga que ingresar al cliente.

Si, por el contrario, Wizink no acepta la propuesta, habría que optar por la vía judicial para resolver el asunto. Ya en este caso, es recomendable acudir a un buffet de abogado especializado en el tema para que ayude al usuario a resolver este problema.

Cuando las peticiones a la empresa bancaria no han dado un buen resultado, es cuando se están tratado casos de tarjeta de Wizink de tipo revolving, para que los pagos y trámites se vayan solucionando a medida que se va completando la cancelación.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *