Saltear al contenido principal

ACNUR es una organización de la ONU cuya labor se centra en la ayuda a los refugiados. Su sustento económico se basa en donaciones voluntarias, por parte de miles de ciudadanos, que aportan cuotas mensuales al darse de alta en ACNUR.

Al tratarse de una labor solidaria, ACNUR da todas las facilidades posibles para darse de baja en la asociación. Así, no pone ningún impedimento a que sea una tarea sencilla y rápida.

Por lo tanto, para darse de baja en ACNUR, puedes seguir diferentes métodos:

Darse de baja de ACNUR por teléfono

Llamando al 900 900 532, el número de atención a los usuarios de esta asociación. Solo tendrás que indicar los datos requeridos para comprobar qué usuario está causando la baja y en pocos minutos estará completada.

El horario de atención de este teléfono es de 10:00 a 21:00 horas, de lunes a viernes.

Darse de baja de ACNUR por correo electrónico

Envía un correo al email eacnur@eacnur.org. En él, deberán constar los datos personales de la persona que está colaborando con la asociación, así como una indicación clara de que se desea dejar de hacerlo.

En poco tiempo, habrá una respuesta de ACNUR, por la misma vía, para confirmar la baja de la organización de la ONU.

Darse de baja de ACNUR por la Web

En la página web de ACNUR, accediendo al área privada como socio, puedes tramitar la baja en el apartado: ‘Mis aportaciones’.

También posible completar esta acción desde ‘Mi perfil’, en la parte inferior de la pantalla que se muestra accediendo a este apartado.

Opciones previas a darse de baja de ACNUR

ACNUR quiere informar de que hay formas de evitar causar baja definitiva en la asociación. Como el motivo económico suele ser uno de los principales para dejar de ser un colaborador, esta organización da otras dos soluciones a los usuarios. La primera es paralizar la ayuda durante los meses que sea necesario. La otra opción es reducir el dinero que se aporta a ACNUR.

Como veis, la organización busca en todo momento que la ayuda sea voluntaria y ajustándose a las posibilidades de cada persona. Así, si un voluntario decide dejar de serlo, por la razón que sea, podrá conseguir fácilmente.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *